Noticias

En movimiento hacia los jóvenes

La Hna. Mariana González está realizando el Diplomado en Pastoral Juvenil Vocacional del Celam (Consejo Episcopal Latinoamericano) en Colombia. Compartimos su testimonio de sus primeras semanas en esta experiencia de formación.

Estas dos semanas de cursado, son apenas el inicio del Diplomado que dura unos dos meses. Comenzó con la invitación a  transformar la mirada acerca de  las juventudes, sus búsquedas, anhelos y posibilidades. La compleja realidad que vivimos a nivel global, nos lleva a  reconocer que “las nuevas generaciones son las más afectadas por esta cultura de consumo en sus aspiraciones personales profundas.[1]” y ante la urgencia,  se hace necesario acoger  los desafíos y la diversidad,  como también, los dinamismos de las nuevas expresiones y lenguajes juveniles.

El Sínodo de los Obispos Los Jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional, reflexionó a partir de los procesos, la metodología y los movimientos pedagógicos que parten de la vida, de la experiencia y la realidad de los jóvenes. Estas reflexiones nos llevan a  plantearnos pastorales que acompañen a las juventudes “encontrándolos allí donde están, adecuándose a sus tiempos y a sus ritmos, consciente que para ello debemos salir de los propios esquemas preconfeccionados[2].”

Para que este acompañamiento sea coherente con la invitación que nos hace Jesús, es necesario un camino integral donde la Pastoral Juvenil promueva el encuentro con la Pastoral Vocacional.  El Papa Francisco en Evangelii Gaudium expresa que la Pastoral Juvenil ha sufrido el embate de los cambios sociales, los jóvenes en las estructuras habituales, no suelen encontrar respuestas a sus inquietudes, necesidades, problemáticas y heridas[3].

 En estas dos semanas recorrimos los gritos de los jóvenes, sus clamores, ante los cuales es  preciso ponerse en movimiento, salir a su encuentro  y animarnos junto con ellos  a “mapear territorios”, a “cartografiar el territorio de las subjetividades[4]”, esto implicará reconocer sus gramáticas, comprendidas como los modos, reglas y estilos dentro de la cultura, y que no pueden estatizarse.

Es necesario ver a los jóvenes como un don y lugar teológico, donde Dios se manifiesta, nos llama y ama. Es desde la actitud de descalzarse y entrar en la Tierra Santa de sus vidas a lo que Dios nos invita y convoca. 

[1] CELAM, “Vayan y enseñen” Identidad y misión de la escuela católica en el cambio de época, a la luz de Aparecida;  ed. SM 2011; pp32.
[2] González de Zárate S. Jesús, 2018 Enero-Abril; Un Sínodo desde, con y para los jóvenes, Acercamiento a su temática y dinámica desde el lenguaje, las opciones y los movimientos pedagógicos de la Pastoral Juvenil Latinoamericana y Caribeña. Medellín N°170 vol. XLIV, p. 111.
[3] Cfr. Evangelii Gaudium 105.
[4]  Nociones propuestas por el profesor Ariel Iván Fresia SDB.

Noticias Relacionadas

Newsletters

Suscribite a nuestro newsletter y recibí toda la información actualizada.