Novedades

Encuentro de Pastoral Educativa 2020

Del 11 al 14 de Febrero, nos encontramos en La Pampa (Ascochinga, Córdoba) docentes, directivos, responsables de la gestión, asesores y Hermanas de los ocho colegios de la congregación en un nuevo Encuentro de Pastoral Educativa.

Dimos acogida a cada una de las delegaciones mientras cantábamos “Yo vengo a traerte vida y vida en abundancia”. 

La Hermana Haydée Herrera presentó al equipo del Consejo Interdisciplinario de Educación (COIE) y, bajo el lema “Como levadura en la masa. Nuestra propuesta curricular es una oferta de sentido para la vida II”, expuso los objetivos de este encuentro:

  • Fortalecer la pertenencia e identidad a la familia de las Hermanas Dominicas y a su proyecto educativo. 
  • Profundizar y enriquecernos mutuamente en el proceso de implementación del Proyecto Curricular Evangelizador. 

Expresó que el espíritu de este encuentro es aprender los unos de los otros, compartir juntos el estudio, buscando la verdad. Culminó anunciando que a partir de este año se sumará Florencia Lami Hernández, RRLL del Colegio La Asunción de Santiago del Estero, al equipo del COIE.

La Hermana Cynthia Folquer compartió la experiencia del Capítulo General Extraordinario que se realizó en el mismo lugar en el mes de enero. El objetivo de este Capítulo fue la renovación de las Constituciones de la Congregación en la cual se sintetiza la espiritualidad dominicana que las Hermanas se comprometen a vivir;  es el camino que juntas explicitan para vivir el Evangelio y para seguir a Jesús, en un pacto mutuo de confianza en Dios. Una pequeña novedad, fue plantearse cómo incorporar a los laicos que comparten la misión con las Hermanas, para agregarlos jurídicamente a la Congregación y así, no sólo compartir la misión, sino también la espiritualidad, como laicos asociados. 

También compartió sobre la postulación de Madre Elmina como santa de la Iglesia y los avances  en su causa. Si bien reconocemos que hay una consagración popular que da cuenta de todas sus virtudes, la Congregación ha formalizado la presentación de su causa, con el apoyo del Obispo de Tucumán Carlos Sánchez y el Postulador General de la Orden. El objetivo de este proceso es proponerla como ejemplo de santidad, para difundir su vida, su obra, sus gestos. Solicitó a cada comunidad hacer tareas de difusión de su vida para que más gente la conozca, para que su ejemplo continúe inspirando a otros. Nos anima a preguntarnos qué germen del Evangelio inspiró su vida en el seguimiento de Jesús.

La Hermana Alejandra Elbaba nos invitó a regalarnos una mañana de silencio consciente, sin exigencia de compartir luego con otros. Dios habló para crear, pero también calló. Nos motivó desde la raíz misma de la palabra silencio a vivir la experiencia: del latín “Silente”: el que no hace ruido y del griego “mu”, que significa permanecer con labios cerrados frente al Misterio, animarnos a ir a lo más hondo. Nos alentó desde el lema del encuentro: “Como levadura en la masa”, ya que la misma necesita, confianza, tiempo y un clima que haga propicio su proceso. El silencio nos ofrece una capacidad reconstructiva para las grandes responsabilidades que todos los presentes tenemos. Nos invitó a propiciar tres actitudes: sentir, acogernos y estar. Desde diferentes recursos se nos invitó a adentrarnos en la experiencia de un silencio cada vez más profundo. 

Para detenernos en el camino de la implementación del Currículum Evangelizador, utilizamos la metáfora de los medios de transporte; preguntándonos: qué necesitamos y hacia dónde vamos para estudiar juntos y compartir la experiencia vivida en cada lugar. Por colegios, elegimos un medio de transporte para poder narrar una historia donde relatar los desafíos, obstáculos y dificultades en la experiencia del Currículum Evangelizador. Así desde la creatividad de los relatos transitamos en colectivos, trenes, barcos con diferentes travesías y una misma hoja de ruta: encontrar el rumbo del Currículum Evangelizador. 

La Hermana Haydée presentó el libro “Levadura en el mundo”, propuesto para prepararnos para el encuentro. Argumentó que eligieron el libro de Gustavo Magdalena porque es argentino y tiene conocimiento de nuestra realidad y afirmó que su lectura nos va a ayudar en nuestra reflexión. Por su parte, el texto “Escuela en diálogo evangelizador” tiene la particularidad de estar dirigido a una catequista (“Carta a Rocío”). Ambos tienen muchas coincidencias, la cuestión es no acentuar que sólo el catequista es el que evangeliza, sino todos los actores. La Hermana Haydée realiza una presentación sintética del libro y la pregunta nodal: ¿sigue siendo la Escuela útil? Interpelándonos con Francisco: “es urgente que la escuela católica haga su propia autocrítica”. 

Nos invitaron a trabajar por colegios. Profundizar en las dificultades y los desafíos que impactan en la tarea escolar cotidiana desde cada contexto particular. Luego de un profundo trabajo y análisis de cada realidad, priorizamos y compartimos, encontrando elementos en común y riqueza para continuar aprendiendo los unos de los otros. 

Cerramos el espacio remitiendo a la “Carta a Rocío”, recuperando los cuatros proceso necesarios para realizar: deconstruir discursos y estereotipos vacíos. Recuperar el credo existencial. Resignificar la propia narrativa creyente. Capacitarse y estudiar para formarnos permanente. 

Nos invitaron a compartir lo estudiado desde lo lúdico. Rossana Aguilar explicó la dinámica y elaboración del juego “De constelaciones y estrellas” para abordar cuatro realidades: Mundos y contexto, escuela-familias, educadores, pastoral, a partir de Desafíos, Prioridades y lo que ya está en camino. En plenario disfrutamos de un despliegue de creatividad que continúa motivándonos en el camino hacia la profundización del diálogo evangelizador en nuestros colegios. 

Continuamos con el enriquecimiento mutuo, desde el compartir de las experiencias de cada colegio. Elmina Paz de Gallo expuso sobre el proyecto de arte en diálogo con las ciencias y la implementación de la Semana de las artes. Santa Catalina, compartió su proceso de las estrellas que fueron monitoreando y siguiendo el pulso de su proceso institucional y la producción de sus itinerarios formativos. Socializaron la experiencia del área de Inglés y el proyecto “Período sustentable”. Sagrada Familia relató la construcción del proceso de elaboración e implementación del Proyecto Educación Integral Psico afectiva para el amor, “Llamados a vivir la alegría del amor”. La Asunción se adentró en el Proyecto “Celebrando las emociones”, conmoviéndonos con los testimonios de los alumnos. Santa Teresita nos permitió caminar junto a ellos en los diferentes pasos dados a partir de los encuentros congregacionales para implicar a todos en el proceso de evangelización, partiendo de ejes para cada área de conocimiento y la pregunta: ¿qué valores evangélicos atraviesan mis clases?. Santísimo Rosario de Monteros, explicitaron su comprensión del itinerario en la construcción del Currículum  Evangelizador, como un proceso de conversión, asumiendo el impostergable desafío del cuidado ecológico. Santa Rosa eligió para compartir: ¿cómo evangelizar desde las ciencias naturales?, generando asombro ante la belleza de la creación y de los lenguajes artísticos y sus posibilidades evangelizadoras. Culminó la exposición el Santísimo Rosario de Rosario con el Proyecto Institucional “Educar para el cuidado de la vida”, que asume: E.S.I., Educar para la Paz, cuidado de la casa común y el consumo problemático desde la prevención y los grupos de riesgo. 

Tanta riqueza nos hizo celebrar que hacemos camino al andar y que en esta marcha podemos acompañarnos y nutrirnos mutuamente como familia de las Hermanas Dominicas. 

Por otra parte, la Hermana Alejandra presentó el “Protocolo de protección y cuidado de niños, niñas y adolescentes de la Congregación” que fue elaborado con participación del COIE y el aporte de recursos de otras Congregaciones. Este Protocolo responde a una urgencia de estos tiempos para el cuidado, para estar alertas y encontrarnos capacitados. Explicó que se continuará con la capacitación necesaria para la implementación del mismo. También invitó a la capacitación con Marcela Saenz, en el mes de mayo. 

Desde la experiencia de los peregrinos de Emaús, la Hermana Haydée nos invitó a tener la conciencia que estamos en el camino, que en el proceso hay momentos de desconocimiento, de reconocimiento, de debate. El gran debate que tenemos que abordar es ¿Qué es Evangelizar? ¿Quiénes evangelizan? ¿Qué es el Currículum? Y para poder poner sobre la mesa un buen debate, es fundamental estudiar. 

Los momentos de oración y silencio, la recreación y las mesas compartidas fueron espacios nutritivos para continuar en este camino de dar testimonio de lo que hemos visto y oído siguiendo a Jesús, para que nuestra alegría sea también la de todas nuestras comunidades educativas. 

Luciana Rodríguez

Hna. Valeria Nougués

Ver video

Novedades Relacionadas