Noticias

Entrevista a Shannon Moore, voluntaria de Providence College

Shannon Moore , estudiante de la universidad dominica Providence College de Estados Unidos, estuvo seis semanas en Tucumán enseñando Inglés en nuestras comunidades educativas y participando de los voluntariados y espacios de predicación de nuestra congregación.

En esta entrevista, Shannon comparte cómo vivió esta experiencia.

¿Por qué decidiste venir a Argentina?

Decidí venir a Argentina por tres razones. Primero, por el idioma. Estudio Español en la universidad y quería esta experiencia de inmersión. También para mi tesis del último año de Historia. Yo estudio la Historia de Argentina, de los años 30. Así que estar acá me dio la experiencia única de aprender de la gente que sabe más del país. Y finalmente, para vivir con las Hermanas Dominicas. Voy a una universidad dominica, pero una cosa es vivir con los frailes y otra vivir con las hermanas y conocer sus rutinas, sus maneras de vivir su fe y aprender de sus proyectos de servicio.

¿Cuál fue de las experiencias que tuviste acá la que más te gustó o impactó?

He tenido muchas experiencias muy lindas pero la que me impactó fue el viaje a Chaquivil en las montañas. Fui con Trevor, mi compañero de la universidad, y las Hermanas Cynthia, Eugenia, Valeria; Rossana y otros voluntarios. Fue una experiencia única porque la gente de la montaña vive en un lugar tan diferente a lo que yo estoy acostumbrada y fue muy difícil de imaginar mi vida allí porque yo vivo muy cómoda. Estos niños tienen que caminar dos horas para ir a la escuela y dos horas para regresar a casa cada día. Es una vida muy sacrificada, pero muy linda porque la gente no se queja, no se siente mal. (…). Fue una experiencia que me dio el ejemplo de cómo vivir con felicidad y cómo hay personas que pueden disfrutar la vida cuando no es perfecta y tener fe en todas las situaciones.

¿Por qué es importante conocer otras culturas y países?

Pienso que lo más importante de viajar es compartir los problemas de culturas, las tradiciones, los desafíos que tiene un grupo de gente. Cuando hay intercambio entre culturas hay más entendimiento entre la gente. Especialmente para los jóvenes, pienso que es muy importante porque somos los que vamos a ayudar a arreglar los problemas. Y cuando compartimos, podemos pensar juntos porque los problemas que tengo en mi país, de política, racismo, pobreza, no son tan diferentes que los que existen acá en Argentina.

¿Qué aprendiste de la forma de vivir la fe de los dominicos y dominicas de Tucumán?

Conozco muchos dominicos de Estados Unidos por mi universidad, pero vivir con las hermanas y con ustedes los jóvenes dominicos fue algo único porque puedo ver cómo viven su fe de maneras diferentes. Hay proyectos de servicio en cualquier forma. En La Soledad hay visitas a las casas, hay personas que ayudan en la escuela, también hay catequistas que forman en la fe. Algunas hermanas trabajan en centros de día, con familias. Algunas otras van a los barrios más pobres para ayudar allí. Así que yo he aprendido que hay mucho más de una forma para vivir la fe y es algo que yo voy a llevar a Estados Unidos.

Noticias Relacionadas

Newsletters

Suscribite a nuestro newsletter y recibí toda la información actualizada.