Noticias

Inauguración de la capilla en Chaquivil

Integrantes del equipo de alta montaña de la arquidiócesis de Tucumán peregrinaron hasta Chaquivil para inaugurar la Capilla Nuestra Señora del Carmen, con la imagen de la Virgen restaurada por la Hna. Valeria Nougués. Ella comparte cómo vivieron esta celebración:

«El 15 de junio las hermanas Cynthia, Eugenia, Valeria, los voluntarios Trevor, Shannon de EEUU, Rossana, Alejandro y el P. Daniel salimos muy temprano rumbo a Chaquivil. En una larga travesía en camioneta hasta donde el barro no nos permitió continuar, seguimos a pie hasta la casa de Isabel, donde al lado de su fogón compartimos relatos de su vida y de sus actividades en la montaña.

Cuatro motos llegaron a buscarnos para ganar algo de tiempo, en medio de lo imprevisto, porque la fiesta aguardaba nuestra presencia. Así llegamos al refugio donde nos esperaba Margarita para seguir nuestra travesía a caballo. A paso lento pero seguro atravesamos varias veces el río hasta llegar a Ancajuli, donde pudimos unirnos al resto de los peregrinos que ya habían iniciado la marcha junto a la Virgen del Carmen que se dirigía a su nueva casa. La acompañaban la Virgen del Valle y María Auxiliadora, cada una de ellas cargadas del cariño de sus devotos que, además de adornarlas, las habían protegido de las inclemencias de la lluvia. Las banderas papales, argentinas y los estandartes de cada imagen  nos mostraban a lo lejos el camino. Los musiqueros con sus bombos, violines, acordeón y flauta acompasaban la marcha como un clamor desde lo más profundo del corazón. Todo el camino una densa niebla nos envolvía como si nos adentráramos en las profundidades mismas del Misterio, conscientes que como pueblo de Dios la fe se celebra en comunidad y en la marcha la religiosidad popular hacía arder el corazón. Llegamos entrada lo noche para reponernos para el gran día. 

Por la mañana, entre todos adornamos la flamante capilla con globos y guirnaldas. Mientras tanto nuestro Obispo, la Hna. Alejandra, Mariela, Carolina, y los sacerdotes Marcelo y Lalo, aguardaban con esperanza que las nubes se abrieran para poder subir en helicóptero pero como en las teofanías del Éxodo, las densas nubes quisieron continuar cobijando la fiesta y la reservaron sólo a los que había desafiado desde el día anterior a la lluvia, al barro y al frío.

Al mediodía llegaron juntos los peregrinos de todas las comunidades de Alta Montaña cargando a sus Patronas al compás de la música y el clamor de la fe. Se izaron las banderas, cantamos el himno y se cortaron las cintas para inaugurar la Capilla donde se entronizó a la Virgen del Carmen que yo había podido restaurar. Celebramos la Eucaristía, junto a el bautismo de Santiago y los 15 años de Fátima. El P. Daniel bendijo el Vía Crucis, las estampas y los obsequios para la capilla y fueron muchos los agradecimientos ya que hubo grandes esfuerzos para concretar esta obra que continuará congregando a la comunidad de Chaquivil para celebrar su fe. 

La fiesta culminó con la mesa compartida y la alegría de los músicos que tocaron toda la tarde y nuevamente la marcha conjunta por los cerros nublados entre música lluvia y oración junto  a la Virgen del Valle de Ancajuli que retornaba junto a los peregrinos.

El camino hacia Ancajuli se hizo entre plegarias y relatos de la vida, de los esfuerzos para estudiar y enseñar. 

He pensado muchas veces que restaurando somos restaurados y mucho más aún, devolver a su pueblo creyente a su Madre renovada fue algo profundamente transformador. 

Doy gracias a Dios por cada persona que hizo posible esta obra y por cada persona que con su fe la nutre de sentido».

Ver también: Tucumán tiene una nueva Capilla dedicada a la Virgen del Carmen (fuente: Arzobispado de Tucumán)

Noticias Relacionadas

Newsletters

Suscribite a nuestro newsletter y recibí toda la información actualizada.