Noticias

Una imagen que puede ayudarnos en este tiempo de cuaresma que iniciamos…

Carl Spitzweg, pintor del Romanticismo alemán del Siglo XIX, tiene un cuadro titulado “Miércoles de ceniza”, elaborado entre 1855 y 1860. En él no se presenta ningún rito litúrgico, sino que dentro de un calabozo vemos un arlequín encarcelado, símbolo del “Espíritu de carnaval” confiado mientras medita y reflexiona sobre los excesos y locuras de […]

Carl Spitzweg, pintor del Romanticismo alemán del Siglo XIX, tiene un cuadro titulado “Miércoles de ceniza”, elaborado entre 1855 y 1860. En él no se presenta ningún rito litúrgico, sino que dentro de un calabozo vemos un arlequín encarcelado, símbolo del “Espíritu de carnaval” confiado mientras medita y reflexiona sobre los excesos y locuras de los días pasados. La luz que atraviesa los barrotes le ayuda a mirar el tiempo de 40 días que tiene por delante para levantar el ánimo.
La ceniza también representa ese carácter purificador de la cuaresma, el tiempo litúrgico de la penitencia y la conversión por antonomasia.
 
Fuente: Revista Vida Nueva digital 2019

Newsletters

Suscribite a nuestro newsletter y recibí toda la información actualizada.