La Congregación

Mosaicos de vida

Es una institución para personas con discapacidad mental ubicada en la capital de Tucumán, que brinda dos tipos de prestaciones:

Centro de día: los que allí concurren tienen entre 15 y 48 años de edad, varones y mujeres;

Centro educativo terapéutico: a esta modalidad asisten niños y jóvenes entre los 6 y 23 años.

Los concurrentes son de barrios de la misma ciudad o desde el interior de la provincia, de sectores vulnerables y con escasos recursos sociales, económicos y culturales. Se brinda un plan de tratamiento terapéutico integral y comunitario para personas con distintos niveles y tipos de discapacidad, que, a través de actividades y talleres terapéuticos, pueden descubrir y acrecentar sus dones y recursos en la búsqueda de mejorar su auto-valimiento y posibilitar su inclusión social.

La Hermana Carolina Sánchez, de nuestra congregación, forma parte del equipo de profesionales de Mosaicos de vida. Esta es su experiencia como trabajadora social de la institución:

Como Hermana descubro al Siervo Sufriente (Is.53) en cada un ellos y en sus familias, a la vez que me encuentro con ellos como Sujetos de Derecho contextuados, Actores Sociales con autonomía e independencia individual, con libertad en la toma de sus propias decisiones, con ilusiones que pueden hacerse realidad en la medida en haya quienes apuesten a considerarlos como tales. Por eso amo profundamente mi trabajo en Mosaicos, me permite hacer síntesis de mi vida personal, desde mi ser de consagrada y con la formación que voy adquiriendo para cualificar mi servicio y el de la Congregación a nuestros hermanos más pobres.