La Congregación

Pastoral carcelaria

La Hermana GladyPastoral carcelarias Manzur es parte de la Pastoral Carcelaria en Tucumán, que tiene presencia en el penal de Villa Urquiza y la cárcel de mujeres en Banda del Río Salí, junto a otros religiosos y laicos. Los voluntarios acompañan las vidas en situación de encierro y procuran acercar la distancia con las familias. La principal tarea del equipo es escuchar al Cristo sufriente reflejado en las personas con las que se encuentran.

Uno de los objetivos es trabajar con los presos el perdón, tanto personal como social, para lograr la reinserción en la comunidad una vez que están en libertad. También se dictan talleres de elaboración de artesanías en yeso y madera y de herramientas prácticas que les puedan servir para tener sus propios microemprendimientos.

Para predicar la misericordia en el penal, el equipo también propone espacios de oración, como una carpa en la que se expone el Santísimo y se comparte a la lectura de la Palabra. Además, hay misas, celebraciones litúrgicas y días especialmente dedicados a la oración, de los que participan libremente quienes eligen hacerlo.

Por otra parte, el grupo de voluntarios se reúne cada quince días para leer y estudiar, rezar y hablar sobre las situaciones que van viviendo. De esta manera se acompañan mutuamente en su misión de predicar la misericordia.

 

Newsletters

Suscribite a nuestro newsletter y recibí toda la información actualizada.