Nuestra fundadora

Elmina Paz-Gallo

Cuando dio inicio a su obra, transformando su vivienda en asilo, el 28 de diciembre de 1886, respondió mucho más allá de lo esperado.
“No sólo con mi dinero sino con mi vida toda ayudaré a estos niños huérfanos… Mi casa será la de ellos…” fueron las palabras que dirigió a Fray Ángel María Boisdron, expresando el deseo más profundo de su corazón.

Oyentes de la Palabra

Comentario bíblico 

Domingo XI: El crecimiento del Reino de Dios en la historia no depende del ser humano, sino de Dios. Aquellos que deseamos descubrir y hacer crecer este Reino somos invitados a tener una paciencia activa y contemplativa de la acción de Dios que va más allá de nosotros mismos. ¡Difícil!

Videos

Nuestros Colegios

Casas de Encuentro