Novedades

Hna. Teresa María: 50 aniversario de profesión religiosa

La Hermana Teresa María Gallardo celebró 50 años de profesión religiosa y junto a otras hermanas participaron del Festival Internacional de Música Barroca. La Hna. Teresa María nos comparte cómo vivió esta celebración: Cuando hace 3 años, con motivo de mis Bodas de Oro, planificamos con Cynthia Folquer y Vicky Canigia, la posibilidad de ir […]

La Hermana Teresa María Gallardo celebró 50 años de profesión religiosa y junto a otras hermanas participaron del Festival Internacional de Música Barroca. La Hna. Teresa María nos comparte cómo vivió esta celebración:

Cuando hace 3 años, con motivo de mis Bodas de Oro, planificamos con Cynthia Folquer y Vicky Canigia, la posibilidad de ir a la Chiquitania (Bolivia), no medí qué alcance tendría tal viaje no sólo para mí, sino para las otras hermanas. Luego se sumaron Haydeé y Alejandra, con más motivos de celebración. Fue un proceso de espera y preguntas, sentía que mis límites podían entorpecer la dinámica del movimiento propio de un viaje, en medio de tantas capillas y pueblos de la selva boliviana.
Nada de eso sucedió, la fraternidad supo disimular la vulnerabilidad de mi cuerpo y juntas emprendimos la aventura feliz. Todo, absolutamente todo, fue una sorpresa tan agradable que quedará en la fuente de los recuerdos como un hito valioso de la etapa “de la juventud acumulada”, como solía decir fray Baltasar Hendricks OP. de fm.
El itinerario se hizo desde Salta hasta Santa Cruz, en avión. Luego, después de una tarde calurosa de descanso, en un bus a los pueblos de San Xavier, Concepción, Santa Ana, San Rafael, San Miguel y San José. Un recorrido por las misiones jesuíticas de Chiquitos declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO, en 1990.
Son joyas arquitectónicas, “casa de Dios y puertas del cielo”, lugares sagrados donde el culto religioso de los lugareños, hace viva la presencia de aquellos intrépidos misioneros que fueron capaces de construir la grandeza del Reino de Dios en medio de pueblos ávidos de luz en expresiones artísticas: el canto coral, la ejecución del violín y otros instrumentos musicales, la línea arquitectónica del barroco en las capillas construidas y sobre todo el hábitat, paraíso de la selva boliviana.
Los traslados, conociendo nuevos espacios, y sobre todo nueva gente, nos enriquecieron a todas, no dudo que pusimos lo mejor para que resultara una excursión de mujeres contemplativas de la belleza de Dios, que se hace presente desde los siglos XVII y XVIII, a través de los jesuitas primero, y luego conservada en el corazón de los pueblos originarios que hoy reviven, desde la fe de sus descendientes con coros de niños y grupos musicales, la música compuesta por el jesuita italiano Domenico Zipoli, quien nunca fue a la Chiquitania y desde Córdoba (Argentina), vibraba con lo que sus hermanos de la Compañía le relataban de la Misión.
En fin, ¡un regalo de Dios! Como sólo Él sabe hacerlo, a su tiempo, en medio de los avatares cotidianos; un relax de días impregnados de una belleza sin par.
Gracias a la Congregación, por haberme permitido vivenciar desde lo más íntimo de mi corazón, lo que el arte puede lograr. Gracias a mis hermanas compañeras de aventura, Cynthia, Vicky, Haydeé y Alejandra.
Gracias a todas y cada una, ¡gracias al Dios de la Vida!

Teresa María OP.

Ver más en el siguiente enlace:
Flickr | Galería de imágenes | Hna. Teresa María Gallardo: 50 años de profesión religiosa