Novedades

Encuentro de Jóvenes Dominicos en Tucumán

Esta historia es nuestra historia… Éste fue el lema del Encuentro de Jóvenes Dominicos realizado el 2, 3 y 4 de octubre en San Miguel de Tucumán. Participaron jóvenes de los distitnos colegios de la Congregación: Santísimo Rosario de Monteros, Santa Catalina de Tucumán, La Asunción de Santiago del Estero, Santa Rosa de Tucumán, Santa […]

Esta historia es nuestra historia…

Éste fue el lema del Encuentro de Jóvenes Dominicos realizado el 2, 3 y 4 de octubre en San Miguel de Tucumán. Participaron jóvenes de los distitnos colegios de la Congregación: Santísimo Rosario de Monteros, Santa Catalina de Tucumán, La Asunción de Santiago del Estero, Santa Rosa de Tucumán, Santa Teresita de Hersilia, Santísimo Rosario de Rosario, Sagrada Familia de Santa Fe y Elmina Paz Gallo de Haedo.
Cada grupo comenzó presentando el contexto de dónde venían, dónde trabajan, estudian, cómo es la realidad en la que están insertos, es decir, cada uno tenía que expresar su identidad de jóvenes dominicos en cada lugar.
También se compartió el santo/a o testigo del carisma con el que se identificaban, ya que su compromiso con la historia de su tiempo es un modelo a seguir para ellos. Fueron elegidos, San Martín de Porres, Elmina Paz Gallo, Santa Rosa.
Disfrutaron y trabajaron a partir de dramatizaciones de personajes dominicos representativos que han marcada la historia de muchos en América como Antonio de Montesinos, Bartolomé de las Casas, Santa Rosa de Lima y Elmina Paz Gallo.
Hubo momentos de mucha actividad, donde iban participando en todas «postas»: Carisma dominicano, dramatizaciones, velas y pancartas y pintada de mural.
Creo que lo más significativo y emocionante fue la marcha realizada el sábado por la noche por las calles de Tucumán. Se marchó cantando, predicando con los distintos pilares del carisma: oración, predicación, vida fraterna y estudio; a través de representaciones, música y canto. Luego en la plaza Urquiza se realizó la lectura de la Palabra, se compartió una reflexión y se disfrutó el compartir juntos el mismo carisma impregnado de alegría y gozo.
Terminó el encuentro con la celebración eucarística en la Capilla del Dulce Nombre, fue un momento de entrega y agradecimiento por el tiempo compartido.
Siguiendo los pasos de Domingo y Elmina que nos invitan a través del estudio y la predicación, a encontrarnos y construir juntos, podemos decir que:
«Como jóvenes dominicos están llamados a vivir una espiritualidad de ojos abiertos, para que nuestra fe no tenga cegueras sino que esté siempre alimentada por el compromiso con la realidad en la que nos toca vivir».

Hna. Daniela Cerutti
Comunidad Santa Rosa

Flickr | Galería de Imágenes | Tucumán