Novedades

Encuentro de Pastoral Educativa 2015

Propiciamos la construcción mutua de sentidos San Pedro de Colalao, 11, 12 y 13 de febrero de 2015 Como cada año, llegaron los primeros días de febrero y con ellos el espacio tan esperado de encuentro y recreación de nuestras prácticas pedagógicas pastorales. Desde cada una de nuestras comunidades educativas nos convocamos catequistas, coordinadores y […]

Propiciamos la construcción mutua de sentidos

San Pedro de Colalao, 11, 12 y 13 de febrero de 2015

Como cada año, llegaron los primeros días de febrero y con ellos el espacio tan esperado de encuentro y recreación de nuestras prácticas pedagógicas pastorales. Desde cada una de nuestras comunidades educativas nos convocamos catequistas, coordinadores y asesores pastorales y responsables del área pedagógica de nuestros colegios: Elmina Paz de Gallo de Haedo, Santísimo Rosario de Rosario, Sagrada Familia de Santa Fe, Santa Teresita de Hersilia, La Asunción de Santiago del Estero, Santísimo Rosario de Monteros, Santa Catalina de Tucumán y Santa Rosa de Tucumán y Yerba Buena. La simbólica del gran árbol común nos congregó en la conciencia de tener raíces comunes y una misma savia que nos nutre desde lo más profundo.
Los objetivos planteados para el encuentro fueron: Reconocer nuestras prácticas áulicas y pastorales que nos invitan a hacer la experiencia de un viaje iniciático y mistagógico, que integre interioridad y solidaridad para la construcción de sentidos. Como así también revisitar nuestros procesos de construcción de subjetividad personal y comunitaria, para que estos sean promotores de una interioridad comprometida en la transformación de nuestros alumnos y sus contextos culturales.
En la primera tarde de trabajo la Hna María Haydée Herrera nos ayudó a ampliar nuestra mirada sobre el itinerario kerigmático y mistagógico que debemos realizar en nuestro trabajo pastoral educativo. Para ello partimos de la lectura y comentario de un cuadro que nos fue llevando desde las necesidades y urgencias del tiempo presente, sediento de espiritualidad, los signos de los tiempos a centrar nuestra mirada en Jesús y la unicidad de su persona y mensaje, en constante comunión con el Padre y en diálogo asiduo con Él en la oración, como paradigma de nuestra espiritualidad y fuente de nuestra predicación. El centro del mensaje fue no es posible realizar un itinerario kerigmático y mistagógico, sin realizar al mismo tiempo un camino de interioridad y de solidaridad al modo de Jesús. El hilo conductor para el análisis fue el libro de Albert Nolan, desde el encuentro personal del mismo con Jesús y la escucha de las voces de mujeres, indígenas e indigentes que abrieron la mirada a la comprensión del misterio de Jesús en completa unidad consigo mismo, con el Padre y con la Creación. La exposición dio lugar a un espacio para realizarnos preguntas desde cada comunidad educativa, lo que más resonó fue la necesidad de encontrar una metodología que posibilite este itinerario kerigmático y mistagógico en lo personal, como comunidad educativa y en el trabajo con nuestros alumnos. La oración compartida culminó este espacio de deseo y búsqueda.
El segundo día estuvo marcado por el arte del cine. Desde la simbólica que nos ofrece la película Avatar trabajamos sobre las escenas que nos impactaron, los signos y gestos que generaron sentidos y los fuimos analizando desde la realidad de nuestras comunidades educativas. A partir de un juego pudimos reconocer con honestidad, lo que vamos realizando en los caminos iniciáticos, los miedos que aún nos atraviesan, la construcción de sentidos y el aprendizaje de lenguajes, los vínculos que gestamos y la fuente – árbol madre – que nos sustenta; lo logrado y las dimensiones que aún nos desafían. El día culminó con una celebración que guardaremos por mucho tiempo en la memoria del corazón, sabiéndonos elegidos y enviados para anunciar la Palabra de Vida, nos animamos a cantar: “Madre hoy tu buena misión crece como el trigal, cuánto hay por hacer, cuánto hay que aprender”.
En la noche, el cine se transportó al escenario, entre risas y alegrías confraternizamos, mientras nuestras hermanas Victoria, María del Carmen, Valeria, junto con Miguel y Fernanda, nos recrearon “Avatares…. la vuelta a la escuela en Pandora”. Esperamos que a lo largo del año, cuando el cansancio y la actividad nos comienzan a agobiar, el buen humor vivido y la energía renovada en nuestros directivos nos vuelvan a la Pasión de compartir y anunciar la Vida.
El tercer día estuvo marcado por la memoria de los procesos que venimos realizando desde el COIE y los Encuentros de Pastoral educativa. La Hna María Lía Herrera nos ayudó a realizar una mirada de lo vivido para lanzarnos nuevamente a la prospectiva. Luego dio lugar a la Hna Mariana Zossi, que desde la exégesis del texto de Lucas, sobre los peregrinos de Emaús, nos brindó claves de lectura y análisis del itinerario que debemos propiciar para un encuentro con Jesús para poder conocerlo y reconocerlo en el camino, en la escucha de las Escrituras y en el compartir el pan, como fuente de un itinerario de espiritualidad y solidaridad para nuestros alumnos.
Por último se hizo memoria de los núcleos de sentido que debería tener nuestro Itinerario de interioridad y solidaridad y se constituyó una comisión que tendrá la finalidad de redactar el Itinerario Catequístico Congregacional. Se propuso que en esta comisión se ofrecieran personas con experiencia en los itinerarios congregacionales y que representaran tanto el norte como el sur de nuestro país; la misma quedó constituida por: Silvia Meneces, Hna Valeria Nougués, Alejandra Astegiano, Adrian, Teresa con el apoyo de Miguel Yunes y Fernanda Fonzo.
Con la vida renovada desde la reflexión y el compartir partimos nuevamente a nuestras comunidades educativas con el deseo de socializar lo vivido y encontrar los métodos y estrategias que permitan cada vez más que nuestras Instituciones sean fuentes de espiritualidad y solidaridad desde un encuentro renovado con Jesús.

You Tube | Encuentro Pastoral Educativa 2015

Hna. Valeria Nougües
Comunidad «La Asunción» | Santiago del Estero