Novedades

Asamblea de UISG 2019

La Hermana Cynthia Folquer, priora de nuestra congregación, comparte cómo se vivió la Asamblea plenaria de UISG (International Union of Superiors General) en Roma:

«Entre el 6 y el 10 de mayo participé en la Asamblea de la UISG, que reúne a responsables de congregaciones religiosas de todo el mundo. Fuimos 820 religiosas, de 80 países y se realizó cada día la traducción simultánea  a 13 lenguas. La experiencia de “planetaria” vivida estos días ha sido una experiencia increíble de unidad en la diversidad. El intercambio en las mesas de trabajo, las celebraciones litúrgicas, los momentos de plegaria, los almuerzos en donde nos encontrábamos mujeres de todos los continentes, me permitió cada día ensanchar más mi mente y mi corazón.

Las conferencias nos ayudaron a reflexionar en el futuro de la vida religiosa sin dejar de reconocer la importancia de inspirarnos en las mujeres que nos precedieron y de valorar el presente impregnado de entrega y generosidad. Es en este momento de complejidad en el que somos llamadas a ser sembradoras de esperanza. Profundizamos en la responsabilidad que tenemos con el cuidado de nuestro planeta y de toda la humanidad y en la necesidad de vivir plenamente el llamado que el Papa Francisco nos hace con su encíclica Laudato Si.

También reflexionamos sobre la necesidad de vivir con plena conciencia la interculturalidad, en una sociedad que cada vez asume rasgos de intolerancia cultural. Junto a esta dimensión renovamos nuestro compromiso de promover y prepararnos cada día más para el diálogo interreligioso.

El doloroso tema de los abusos en la iglesia no fue ajeno a nuestros debates y asumimos el compromiso de prevenir cada vez mejor esta injusticia, comprometiéndonos a cuidar la vida de los niños, jóvenes y adultos vulnerables, mirando con atención y propiciando espacios de formación y toma de conciencia de la grave situación que estamos viviendo como iglesia  y como sociedad. En la audiencia que tuvimos con el Papa, este fue uno de los temas abordados y junto a él renovamos nuestro compromiso.

Los testimonios de las hermanas que viven en Venezuela, Sur Sudán, Irak, Siria y tantos otros lugares inmersos en la violencia, nos permitió dimensionar el valor de la presencia de tantas mujeres que se entregan cotidianamente para que otros tengan vida y vida en abundancia.

Estoy muy agradecida a mi congregación por esta oportunidad de participar en un encuentro internacional de tan grandes dimensiones y junto a todas las religiosas del mundo he asumido el compromiso de difundir entre mis hermanas los acuerdos de esta asamblea 2019.»

Novedades Relacionadas